lunes, 4 de octubre de 2010

La vida y la felicidad dependen de nuestras actitudes






Hoy a caído en mis manos unos folios muy interesantes sobre la vida y la felicidad, este se resumen en lo siguiente: Para saber si en la vida vamos por el camino sano o adecuado hemos de seguir o plantearnos una serie de principios:



1. Actuar con equilibrio o moderación: A cada edad le corresponde unas actitudes, acciones y funciones diferentes.

2. Principios de compensación y de causa-efecto: Todo acto tiene sus consecuencias, a veces la vida tiende hacer un camino de compensación para volver al equilibrio, a la calma. Es tomar conciencia de este mecanismo e intentar adelantarse en las consecuencias de nuestros actos. Corregir los comportamientos incorrectos, autocorregirse, es una forma de compensar, de lograr la armonía y la calma.


3. Principio de progresión: Todo tiene su tiempo, su momento, las cosas no se alcanzan de la noche a la mañana. No estresarse si no se ha conseguido todo, todo es un proceso, en el que nosotros siempre estamos aprendiendo y creciendo.


4. Principio de entrenamiento: El ser humano tiene que ir entrenándose para la vida, es un continuo aprendizaje. Entrenamiento y disciplina es importante, pequeños cambios a nivel psicológico nos va llevando a mejorar. Ante las dificultades tenemos que ver oportunidades de mejorar, todo problema es un regalo disfrazado. Hemos de tener en cuenta que una serie de actos repetidos, una y otra vez, crean hábito. Los hábitos se van convirtiendo en nuestro carácter y así llegamos a tener una personalidad determinada. Como seres humanos tenemos la responsabilidad de decidir y elegir como queremos hacer el viaje de la vida.

5. Principio de la potencia de la palabra: La palabra tiene el poder de crear o destruir. Quejarse, criticar, expresar rencor, usar palabras malsonantes o groseras tienen efectos negativos y por el contrario ser positivo, decir cosas bonitas, palabras correctas y positivas construye un entrenamiento positivo para nuestra vida.


6. El principio de eliminación: Decir cosas negativas crean residuos en nuestro cuerpo negativos. Necesitamos eliminarlas, el enfado, la discusiones, conflictos, etc. Hay que aceptar las diferencias entre las personas.


7. Principio del no apego: Hay que aprender a no apegarse a las cosas y a las personas o situaciones porque esto nos impiden evolucionar. Tenemos que tener un grado de fortaleza que nos permita ir superándonos cada vez más.


8. El principio de unidad: Somos una unidad física, emocional, mental que existe y se desarrolla en un ambienta determinado compartiendo un núcleo común con otros seres humanos. Somos unidad en lo social.
Soy más que social, soy más que pensar o sentir, soy más que mi carácter y personalidad. Soy esencia, y mi esencia es paz, alegría, felicidad. La tristeza, etc., son olas del mar y la vida.

4 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Pienso que el 7 es la base de todas las cosas.

carmensabes dijo...

Importantes pautas.
La 7 como dice Pedro es esencial, ya que de no lograr el apego necesario sufrimos en extremo.

Besos

José Antonio (Joanimiko) dijo...

¡Qué dificil es no apegarse a las personas y a las cosas!
Cada día intento aprender a hacerlo... Querer sin condiciones, aceptar lo que el otro espera de mi y no mis caprichos personales, etc...
Un camino duro a veces pero muy bonito. Besos.

Patricia 333 dijo...

Hay que aprender a no apegarse a las cosas y a las personas o situaciones porque esto nos impiden evolucionar.

Que dificil :( estoy tan apega a mis hijas